Menú Cerrar

Nelly

 “Luego de jubilarme necesitaba seguir haciendo alguna tarea. Llegue al Centro y me recibieron con mi propuesta. Al principio dando apoyo escolar luego clasificando juguetes y libros, hoy en pleno desayuno. Es mi lugar en el mundo, dando atención y cariño a los que recibimos dando soluciones a las distintas demandas, hace que me sienta parte de ese nido de amor y contención. Cada vez que surge un problema y se encuentra la solución lo siento como el pequeño milagro diario y que Dios nos tiene siempre de la palma de su mano” 

NellyVoluntaria en Centro Trinitario Buenos Aires, Argentina